¿Cómo cambiar una rueda ?

rueda pinchada

Os puede parecer de risa este post, pero yo hubiera agradecido haber leído algo así la primera vez que pinché y no pude cambiar una rueda yo solita. Y no por ser mujer, no, sino por ser novel, muy novel, y nunca haberme planteado que me pasaría tan pronto.

Porque señoras (y señores, si me leen), ¿quién no ha pinchado por primera vez y se ha quedado pensando qué debe hacer?

Os voy a contar un poco mi experiencia y los pasos que hay que seguir si decidís cambiarla vosotras mismas.

Mi experiencia

Aún soy conductora novel, y es que no hace tanto que me saqué el carnet de conducir. Era mi primer día que iba al trabajo en coche y, siendo sincera, me sentía bastante nerviosa e insegura al volante aún. Porque solo llevaba 6 días con el carnet de conducir y con el coche en mis manos sólo 4 días. Imaginaros…

Pues bien, iba volviendo del trabajo por la autovía de mi querida ciudad de Granada, cuando (creo) pisé algo. (Oh, oh, pensé). De repente la dirección del volante se puso muy dura y yo ya notaba que algo había pasado.

El caso fue que, gracias al sisteAgujero en ruedama de seguridad de mi coche (un KIA Rio Xtech ❤️), no noté una gran diferencia en un principio. Es más, seguí conduciendo pensando que no era nada grave hasta que en la pantalla de información apareció el imponente aviso: presión del neumático baja.

Pensé: voy a tener un accidente (¿he dicho que mi experiencia al volante era de sólo 6 días?). Tomé la primera salida de la autovía que pude, pensando que sería un pinchazo «normalito».

Mi sorpresa fue cuando, al bajarme del coche, vi un agujero, literalmente. Como podéis ver en la foto, no es un pinchazo por haber pisado algo en carretera.

En taller me dijeron que posiblemente le diera a la rueda aparcando (quién sabe, novel…) y que le hiciera un huevo a la rueda y, al entrar en autovía, con la calor y la presión, reventó.

Tuve suerte, pues dio la casualidad que ese día mi chico iba con su coche detrás mía, y lo llamé rápidamente para que me asistiera él, porque yo solo pensaba en que no sabía qué hacer. Él me cambió la rueda sin problema, y ahí me fijé yo por si me volvía a pasar de nuevo.

10 Pasos a seguir para cambiar una rueda

No voy a descubrir la pólvora ni nada así, ya que en realidad no es que sea nada difícil cambiar una rueda. Aplicando la fuerza (y la lógica), en no mucho tiempo tendréis puesta vuestra rueda de repuesto.

Pasos previos

Kit equipamiento KIA

  • Parar en un lugar llano y seguro, que no entorpezca la circulación y donde se nos vea bien. Además, que no quede dentro del vehículo nadie.
  • Poneros el chaleco reflectante, sobre todo si os paráis en el arcén de la autovía o una vía con circulación, y los triángulos de seguridad. Estas cosas las tengo yo en mi kit de equipamiento, en el maletero.
  • También en el maletero debemos tener las herramientas necesarias para el cambio de rueda. Las cogemos.

 

Cambiar una rueda

  • tornillos rueda KIAAntes de colocar el gato, deberemos retirar los embellecedores de la rueda (si los tiene) y aflojar los tornillos. Quizá esta es la parte más complicada, pero solo porque si están muy apretados, nos costará bastante aflojarlos.
  • Poner el gato. Y no se os ocurra ponerlo a la mitad del coche o en cualquier zona. Hay una indicada para ello: el punto de anclaje, que es una zona en forma de U especialmente pensada para elevar el vehículo.
  • Una vez colocado el gato, comenzamos a subir el vehículo. Para mi esta tarea me resultó pesada, ya que el gato que viene en los coches suele ser pequeñito y la barra con la que le vas dando vueltas, Gato elevador pequeñosolo da 1/2 vuelta. Imaginaros la cantidad de medias vueltas que hay que dar hasta que el coche queda suspendido.
  • Algo que nosotros no hicimos, pero que en taller me recomendaron, es, antes de aflojar del todo la rueda pinchada, poner la rueda de repuesto debajo del coche, junto al gato, para que, si el gato cede, el coche no se venga abajo. Entonces la avería sí sería más grave.
  • Ahora, aflojamos los tornillos del todo y retiramos la rueda pinchada. La intercambiamos con la de repuesto que tenemos «sujetando» el coche.

 

Tras cambiar el neumático

4 herramientas para cambiar rueda

  • Poner la rueda de repuesto. Cambiamos la de repuesto por la pinchada para sujetar el coche como prevención. Es aconsejable comenzar por uno de los tornillos inferiores, ya que sujetan mejor la rueda y nos será más fácil poner los restantes tornillos. Debemos apretarlos, pero no en exceso, ya que al aplicar la fuerza, podemos hacer caer el coche.
  • Retiramos la rueda pinchada que «sujeta» el coche, y comenzamos a bajar el vehículo con el gato. Una vez esté bajado del todo, apretamos bien los tornillos, recogemos todas las herramientas y las guardamos. Sería recomendable comprobar la presión de la rueda de repuesto, para que la conducción sea lo más segura posible.

 

Y si después de leeros todos estos pasos, las circunstancias no os permiten cambiar una rueda, o la fuerza que hay que emplear es superior a la que tenéis, siempre podéis llamar a la asistencia en carretera de vuestro vehículo o del seguro, y que os la cambien sin problema ?

Motivos por los que se pincha una rueda

¿Y qué nos puede hacer pinchar? Pues pueden desarrollarse diferentes circunstancias inevitables, pero hay otras que son evitables al 100% y que nos evitarán un buen susto si, como a mí, se nos pincha circulando por la autovía.

  • Presión inadecuada. Una de esas circunstancias evitables es esta. Si circulamos con una presión inferior o superior, el neumático se desgastará antes, y tendrá más facilidad para pincharse. Es fundamental controlar la presión de nuestras ruedas (siempre en frío).
  • Deterioro del neumático. También evitable. Cuando más difuminado esté el dibujo de la rueda, menor espesor tiene, y por tanto es más fácil pinchar al pisar algo punzante. Un truquito poner 1 euroque utilizo es poner una moneda de 1€ entre las líneas de la rueda; si se sujeta, el grosor es el adecuado, pero si, por el contrario, se cae, debemos plantearnos cambiar el neumático.
  • Algunos factores de desgaste son: usar muy asiduamente cadenas, no llevar los neumáticos correctamente alineados o equilibrados o usar neumáticos de diferentes medidas o calidades.
  • Dar con la rueda en un bordillo. He aquí posiblemente mi causa. Hay bordillos de aceras que pueden ser muy cortantes y si, aparcando, rozamos la rueda con un poco más de fuerza, podemos rajar el neumático. Posiblemente, para rajarla en el momento del aparcamiento tengamos que dar muy fuerte, pero sí que se puede hacer un «huevo» en la rueda, y que nos dé el susto al reventar este «huevo» posteriormente (como me pasó a mi ?).

 

Bueno chicas, esto es todo lo necesario para cambiar una rueda. Ya sabéis que para cualquier tema del que queráis saber, también podéis poneros en contacto conmigo. Compartid si os ha parecido útil el post y así podemos ayudar a más mujeres que puedan encontrarse en esta situación ?

SHARE THIS

Post relacionados

Deje un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies